Estamos por iniciar un año juntos…donde recorreremos muchos caminos, donde cada quien pondrá lo mejor de sí para llegar juntos a la meta.
Bienvenidos…seremos un gran equipo

viernes, 6 de mayo de 2011

8 DE MAYO. DÍA INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA.











El Día de la Cruz Roja se celebra todos los años 
el 8 de Mayo. Este día es el aniversario del 
nacimiento de Henry Dunant, considerado como el 
padre de la Cruz Roja. Henry concibió una idea que
 hoy día se ha convertido en este movimiento de
 reconocida trascendencia.

Henri Dunant, dedicado a los negocios, viajó al 
norte de Italia, muy cerca de Solferino (Italia), 
el mismo día en que allí se enfrentaban los 
ejércitos austriaco, francés y piamontés. Al anochecer,
 sobre el escenario de la Batalla de Solferino, el 24 
de Junio de 1859, yacían 40.000 hombres 
prácticamente abandonados a su suerte. Dunant vio c
ómo morían los heridos sin asistencia y, ayudado
 por gente de los pueblos cercanos, se dedicó a socorrerlos.

Jean Henri Dunant fundó el Comité Internacional y Permanente
 de Socorro a los heridos militares, con el fin de socorrer a los 
millares de heridos y enfermos de la guerra sin importar
 su procedencia. La organización creó su emblema, una
 cruz roja sobre un fondo blanco.

Todos los países representados en la primera
 convención realizada en Ginebra en 1864, 
acordaron respetar como neutrales los lugares
 y las personas que exhibieran el emblema de la cruz roja.

Actualmente la Cruz Roja brinda auxilio no sólo en tiempo de
 guerra sino también en caso de grandes desastres
 como terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, entre
 otros. Sus labores son muy valoradas internacionalmente 
y la organización ha recibido el Premio Nobel de
 la Paz en tres oportunidades.
El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la 
Media Luna Roja realizan su labor bajo siete principios
 fundamentales que rigen las actuaciones de esta organización.

Humanidad:
 
 preocupación de prestar auxilio, sin discriminación
 a todos los heridos en los campos de batalla, y Tiende a 
proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la 
persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, 
la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.


Imparcialidad: No hace ninguna distinción de nacionalidad, 
raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica 
únicamente a socorrer a los individuos en proporción 
con los sufrimientos, remediando sus necesidades y 
dando prioridad a las más urgentes.


Neutralidad: Con el fin de conservar la confianza de todos,
 el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades 
y, en todo tiempo, en las controversias de orden político,
 racial, religioso e ideológico.


Independencia: El Movimiento es independiente. Auxiliares
 de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y 
sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las 
Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar
 una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo
 con los principios del Movimiento.


Carácter voluntario: Es un movimiento de socorro voluntario
 y de carácter desinteresado.


Unidad: En cada país sólo puede existir una Sociedad 
de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe 
ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a
la totalidad del territorio.


Universalidad: El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y 
de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades
 tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente,
 es universal.